Sitges 2018 - Un año más estuvimos allí

Un año más hemos estado en nuestro querido festival, esta vez después de muchos años (desde 2005), Hellfreak no ha sido acreditada. Nos hemos quedado fuera de las acreditaciones de prensa después de todos estos años. Viéndolo en perspectiva nos jode un rato largo, pero también hay que reconocer que este último año, por varios motivos, hemos desatendido un poco nuestro infierno personal. De todas formas como siempre decimos, las cosas pasan por algún motivo y siempre sirven para mejorar. Por lo visto no hemos sido el único medio amateur que se ha visto afectado. Esperemos que la organización del festival tenga en cuenta para el próximo año el amor y el esfuerzo que medios amateurs como el nuestro, totalmente sin ánimo de lucro, realizan año tras año para cubrir el festival.

 

Festival Sitges 2018

 

Dicho esto vamos a centrarnos en lo que hemos ido viendo, viviendo y experimentando durante la última edición del festival. Como ya va siendo costumbre o incluso tradición, antes de hablar de las películas en sí, que realmente no nos engañemos es lo que nos gusta. No puedo dejar de hablar del ambiente, de la gente y de la organización.

 

Como siempre me gusta decir las cosas como son (o como creo que son). Un año más la organización acierta con su marketing para el festival. Estrategias de las que puedes estar más o menos de acuerdo pero que dan un altavoz masivo al festival y lo da a conocer a un público que hasta el momento dudo que supiera de su existencia. Otra cosa es que ese público sea el target del festival, o que la organización pretenda que lo sea. Cosa que espero que no sea así por el bien de todos.

 

Este año el acierto ha sido la presencia del youtuber Rubius, presentando junto con Movistar+ su serie de animación Virtual Hero. Podríamos decir muchas cosas al respecto y seguro que la mayoría no serían buenas. Incluso podríamos decir que más que acierto del festival ha sido una imposición comercial. Aunque fuera así, tener a un personaje que posee más de 31 millones de seguidores, que queréis que os diga, otorga un altavoz importante al festival. Aunque sea meramente testimonial sigue siendo potente y masivo. Dudo mucho que sus seguidores sean amantes o futuros amantes del festival pero nunca está de más que la existencia del festival llegue a tal cantidad de personas de forma relativamente tan sencilla.

 

Sobre el mundo youtuber no soy ningún experto ni pretendo serlo. Solo diré al respecto que solo hay uno de los varios que he testeado que me gusta y lo suficiente para recomendarlo, y no es otro que auronplay. El mismo auronplay amigo de wismichu que por lo visto deleito a todos los que pagaron la entrada para ver su broma de mal gusto “El bocadillo”. Por suerte fui de los afortunados que no presenciaron tal tomadura de pelo. Dentro de mis criterios, más o menos acertados, está el no ir a ver una película hecha por alguien famosete, solo por el simple hecho de ser famosete. Y si eso le sumas que es un youtuber, la decisión es doblemente fácil de tomar. Repito que el único que me gusta es auronplay, el resto los encuentro cansinos y mediocres, con auronplay me suelo reír mucho.

 

Independientemente de las estrategias de difusión, marketing o como le queremos llamar, hay que hablar una año más de éxito absoluto en la asistencia al festival. Las colas previas a los pases de las películas parecen ser cada año más largas y una vez más desde el propio festival hablan de nuevo récord en venta de entradas. Aunque habrá quién pueda cuestionar muchas cosas, el hecho de que cada año la asistencia sea tan elevada es sin lugar a dudas uno de los datos más positivos para todos los que amamos el festival. No podemos hacer otra cosa que felicitar de nuevo a la organización y celebrar entre todos este éxito que augura un futuro prometedor.

 

Colas Festival Sitges 2018

Antes de entrar a comentar las películas que son el auténtico motivo por el cual acudimos año tras año a nuestro querido festival de Sitges, no puedo pasar por alto, una vez más, la gente con la que hemos compartido sesiones. Sigo teniendo motivos más que de sobras para decir que vivimos en una sociedad enferma. Tocada por la varita de la decadencia más absoluta, donde sigue primando más el “he estado ahí” sobre el “he disfrutado”. Donde se gasta más energía y tiempo sacando fotos testimoniales para mostrar en el superficial escaparate social, que disfrutando del momento, de la compañía y del cine. En definitiva, una año más que nos sirve para confirmar que la tendencia sigue siendo igual de triste y que cualquier año veremos gente que entre al cine, saque la foto para enseñar y salga sin haber visto aquello por lo que en un principio ha pagado. Demos un poco más de tiempo y seremos afortunados testigos de tal aberración.

En fin, vamos a lo que realmente nos gusta que es hablar de las películas que hemos visto. Por desgracia esta edición un servidor solo ha podido ver 21 películas. Menos de la mitad de lo que veía normalmente. Si lo miramos ahora en perspectiva, la elección de películas que hice estuvo en su mayor parte acertada y puedo decir sin miedo a equivocarme que he visto muy buenas películas. Como no podía ser de otra manera también he visto auténticas basuras que, no temáis, no me olvidaré de comentar. Pero es cierto que se hace un poco extraño haber visto tan pocas películas. Pero como no hay mal que por bien no venga, así podré comentar un poco con más detalle algunas de ellas. Ya sabéis que el Top y el Top Container lo dejamos para el final, antes comentaré algunas de las películas vistas que no han entrado en estos renombrados y glamurosos rankings.

 

Secció Oficial Fantàstic Competició
Ghostland
5
Upgrade
5
Aterrados
4
Summer of '84
4
Journal 64
4
Assassination Nation
4
Lords of Chaos
4
Animal
3
Piercing
2
Elizabeth Harvest
2
L'Heure de la sortie
2
Mandy
1
Diamantino
1
Secció Ofiial Fantàstic Fora Competició
Keepers
3
Halloween
3
El año de la plaga
1
Panorama Fantàstic
Deadtectives
5
Parallel
3
Cam
3
St. Agatha
2
Òrbita
The night comes for us
2

 

Quiero empezar por comentar aquellas películas que no han entrado en el Top pero que para mí hay que destacar y recomendar su visionado.

La argentina Aterrados de Demián Rugna me sorprendió gratamente. Lo bien que se pueden hacer las cosas cuando se tienen las ideas claras. Lo mucho que se puede hacer con tan poco. Con un guión muy interesante y una idea mil veces vista, crea una película totalmente recomendable y que gustará a los amantes del género. La única crítica que puedo hacerle es que hay actuaciones bastante flojas, pero incluso siendo así, la película no pierde su interés. Con varias escenas para mí para recordar, sobretodo la del niño. Los que la veáis os acordaréis de mis palabras.

Summer of ‘84 una de las que prometía mucho y que no decepcionó. Para mi no es del todo redonda por algunos de los actores que en muchas escenas son un poco decepcionantes. Si dejamos de banda este pequeño inconveniente (que en algunos momento jode bastante porque te saca de la peli) nos encontramos ante una película de obligado visionado. No os dejéis engañar, el grupo de amigos que disfrutan de un verano maravilloso ser verá envuelto en una crueldad que dista mucho de las películas ochenteras de las que emula beber.

Retiro Sitges 2018

The night comes for us es una auténtica gozada. Coreografías de hostias como panes de principio a fin. No hay un momento de respiro. Hostias, armas blancas, armas de fuego, mutilaciones, sangre a borbotones y acción directa a la cara. Sin lugar a dudas una de las películas de este año pero que se quedan fuera del top por considerar que de género fantástico, lo que yo considero fantástico tiene bien poco. Fantásticas hostias tiene un buen rato, eso lo tenéis asegurado.

 

La danesa Journal 64 del director Christoffer Boe me encanto. Pero siento decir que de fantástico bien poco. Es un thriller muy bien construido que te mantiene constantemente atento a la pantalla con personajes interesantes y peculiares. La película también toca un tema de actualidad en Europa y en los países del norte como Dinamarca, el racismo y el auge de una corriente conservadora y nacionalista. Muy recomendable.

 

Assassination Nation que nos llegaba desde Estados Unidos y dirigida por Sam Levinson prometía sensaciones fuertes y no decepcionó tampoco. Una crítica muy acertada a la sociedad actual y la relevancia, en muchos casos tristemente también el poder, que tienen las redes sociales. Adolescentes, instituto, sexo, mentiras, secretos sacados a la luz y redes sociales crean una mezcla que lleva a un estado de locura absoluta a una ciudad entera.

 

Lords of Chaos no podía faltar en la lista de películas que queríamos ver en esta edición del festival. Para los que conocimos la turbulenta historia de la banda Mayhem y de sus miembros, no podíamos dejar escapar la oportunidad de contemplarla. La verdad es que no decepcionó. Tratada con cariño y fiel a lo que se cree que fueron realmente todos los episodios oscuros que acompañaron a los miembros de la banda, nos dejó un buen sabor de boca. Sin lugar a dudas recomendada para todos aquellos conocedores de la macabra historia de la banda, así como para aquellos que quieran saber un poco del inicio de lo que se consideró el black metal.

  

TOP

Ghostland me enamoró. Tengo que reconocer que nuestro idilio se consolidó al final, cuando pude verla en conjunto y entender lo que, Pascal Laugier, director de ésta y de Martyrs que también me gustó mucho en su día, pretendía de nosotros como espectadores. Es de aquellas películas que lograron engañarme y tengo que decir, no por ser más listo que nadie, pero quizás por todas las películas que llevo a la espalda, que cada vez hay menos que lo consigan. No diré nada más que pueda entorpecer el libre visionado y disfrute de la película, solo que la recomiendo sin lugar a dudas. Una de las películas del festival.

Upgrade (Ilimitado) es la constatación de hacer las cosas muy bien independientemente del dinero al que tengas acceso. Cuando tienes una buena idea y la sabes llevar a cabo consigues un resultado excelente. Creas aquello que habías imaginado y en lo que habías creído y te sale redondo. Sin lugar a dudas lo primero que queda demostrado es el cariño del director Leigh Whannell por el género de la ciencia ficción. Con un guión no pretencioso (cosa que se agradece y que ayuda enormemente al resultado final) y con un desarrollo que no pierde interés en ningún momento, se nos presenta una película que perfectamente puede ser una obra de culto del cyberpunk en un futuro no muy lejano. El tiempo dirá pero no considero osada dicha afirmación.

Deadtectives entra en el TOP porque la encontré redonda en su pretensión. Consigue lo que precisamente quiere conseguir y con una excelente factura. Aunque parezca una obviedad no es algo de lo que la gran mayoría de películas pueda hacer gala. Me lo pasé teta. Y creerme que mucho que no lo hacía con una película de cazafantasmas. Porque no deja de ser eso, la típica película de cazafantasmas estafadores que se ven envueltos en una verdad en la que ellos nunca creyeron. Pero lo hace impecablemente, te saca más de una sonrisa y incluso alguno que otro susto. Totalmente recomendable y con todos los méritos entra en el TOP de este año. Disfrutarla de principio a fin.

 

Ahora entraré a comentar el bloque de películas que ni fu ni fa o incluso más fa que fu. Dejando al lado los maravillosos juegos de palabras que tanto me gustan y tan mal me sale, comentaré una serie de películas de las que podríamos obviar su visionado y no pasaría absolutamente nada. Pero durante el festival está bien verlas De eso se trata. De ver todo lo que se trae a las salas para luego quedarte con lo bueno, lo no tan bueno y lo absolutamente lamentable, vomitivo e incluso, algunas veces, indignante (este año por ejemplo “El bocadillo” de wismichu, aunque yo no la he visto ni lo haré, pero si es tal cual lo cuentan tiene delito).

Empezaré con las que a mi parecer han sido un aprobado alto. Películas que no han destacado especialmente. Ya sea por no ser del género fantástico (esas que siempre salimos del cine diciendo: “no sé qué pintan en el festival”)  o ya sea porque no deja de ser una película correcta pero que no destaca por nada especialmente.

Animal podría ser perfectamente de las primeras. Una película muy correcta, entretenida, con un reparto de actores que lo hacen muy bien, pero que no sé qué pinta en el festival. Un humor algo macabro dentro de un drama social y una realidad aplastante; ante la posible muerte por enfermedad todos somo iguales por mucho dinero que tengas. O no.

Cam no deja de ser de esas películas que nacen de lo que parece una buena idea pero se quedan flojas de contenido y con un final indiferente. Tiene momentos en los que puede llegar a cautivar como espectador, pero rápidamente pierde fuerza y llega en algunos momentos a perder interés. No es que sea una mala película ni mucho menos, pero le falta algo para destacar notablemente.

La canadiense Parallel me empezó a ilusionar pero me decepción al final. No puedo decir mucho más al respecto. Una lástima que muchos finales puedan tirar por la borda el buen trabajo general, pero realmente un final puede dejarte ese sabor amargo de un muy mal desenlace. A pesar de mis palabras recomiendo verla. Estoy convencido que con el tiempo mi mala hostia a raíz  de la decepción se irá apaciguando.

De Keepers solo diré que es una buena película pero que no entiendo qué hace en el festival. En qué momento la organización decide traerla. Como cada año hay una serie de películas que no sabemos qué hacen en el festival. Las malas lenguas hablan de imposiciones de las productoras. Nunca lo sabremos (al menos unos mindundis como nosotros) pero lo que está claro es que cada año nos encontramos bastantes así. quizás en un futuro valga la pena crear una sección exclusiva para ellas, podría ser Secció No Fantàstica No Competició Sí Imposició. Así todos vemos las cartas encima la mesa antes de la partida.

La mil veces nombrada Halloween no es que decepcionara, para nada. Es más a mi me entretuvo. Pero no nos engañemos, es más de lo mismo. Quizás la mejor secuela, no entraré en discusión teniendo en cuenta las auténticas mierdas que se llegaron a hacer, pero sigo quedándome con la primera. La original, la que nos cautivó, la que nos sorprendió y la que nos acojonó. Que la nueva es digna sucesora, quizás, pero solo eso sucesora, la primera siempre será la mejor, al menos para mí.

De Piercing no puedo decir lo mismo. El inicio es prometedor. El desenlace y final desalentador. No tengo mucho más que comentar al respecto, solo lo dicho. Me quedo con las ganas de ver la película que parece prometer y no acaba siendo.Las pajas mentales a posteriori de los visionados no son lo mío.

Ahora es el turno de aquellas películas que a mi parecer son totalmente obviables. Ya sea por no aportar absolutamente nada, ya sea por ser deleznables. Las que entrarían en el selecto segundo grupo las comentaré en el Top Container de este año. Elizabeth Harvest formaría parte del primer grupo. Es una lástima que al final la meta en un grupo similar, pero creo que varios giros excesivos y varias malas decisiones narrativas rompen con la atmósfera que tan bien crea parte de la película. Otra punto flaco la interpretación Abbey Lee, que no está a la altura del papel principal.

 

TOP CONTAINER

El año de la plaga nos dejó anonadados. Lástima que fuera todo por cosas malas. Cuando imagino la película solo me viene a la cabeza repetidamente un adjetivo: cutre. Creo que podríamos estar hablando de una de las peores películas del festival de este año. No he tenido la suerte de leer la novela, pero espero que estemos hablando de una muy mala adaptación, si no pobre el lector que esté a punto de empezarla. Sinceramente un buñuelo digno de visionar con la intención de ver algo que no se debería repetir. Mira que me cae sinceramente bien Ivan Massaguer, actor principal, pero no hay por donde agarrarla. No es que los actores lo hagan mal, ni que esté horrorosamente rodada, pero falla todo en conjunto. No tiene nada que destacar y sí mucho que criticar. En definitiva y sitiendolo mucho, una experiencia totalmente lamentable.

Stra. Agatha que nos viene de la mano de Darren Lynn Bousman, el mismo que en el festival de 2008 nos trajo la aberrante Repo! the Genetic Opera. Aún recuerdo la imbecilidad que se montó por culpa de la productora y los detectores de metales, no fuera caso que se plagiara una obra de arte semejante. En fin. Estamos hablando del mismo Bousman de las indigestas Saw II, III y IV. Dejando de lado sus anteriores trabajos y centrándonos en Stra. Agatha solo puedo afirmar que estamos ante una auténtica mierda. Ridícula en ciertos momentos y en otros excesivamente macabros gratuitamente y sin venir a cuento, pierde cualquier posibilidad de tomarla como una buena película. Sin tener en cuenta algunas de las actrices que dejan mucho que desear. Obviable. Solo digna de un domingo por la tarde con ganas de ver una mala película de fondo mientras comentas cada castaña de escena.

Mandy donde un Nicolas Cage histriónico nos sumerge en un viaje alucinógeno digno de las drogas más sintéticas posibles. Panos Cosmatos sigue intentando sorprender visualmente y sonoramente, al igual que intentó con Beyond the Black Rainbow, pero a mí me sigue dejando indiferente. Narrativamente floja con un final que no deja de ser una serie de asesinatos macabros. El mensaje espiritual, trascendental o como quiera que pretenda serlo, se convierte en ridículo y meramente testimonial, sin la importancia que entiendo se buscaba. De la actuación de Cage solo puedo decir que desde Ghost Rider no veía algo tan bueno.

Y hasta aquí mi repaso de lo que ha sido el festival de Sitges de este 2018, la 51ª edición de nuestro querido festival que tanto nos hace disfrutar (y algunas veces sufrir en las butacas). Esperamos poder volver el año que viene y acercaros nuestras más humildes opiniones al respecto. Para bien o para mal, ahí estaremos.

Sitges 2018