SITGES 2007:CRITICA SUKIYAKI WESTERN DJANGO

CapodeCapi escribió Desde el justo momento en que se confirmo la presencia de Sukiyaki western django en el festival, ya supe cual iba a ser la mejor pelicula de todas, y despues de verla creo que no me equivoque.




sukiyaki


El destino quiso que hasta el ultimo jueves de festival no videaramos ninguna gran pelicula, vimos buenas peliculas, muy buenas peliculas y peliculas de puta madre, pero aun no habiamos podido ver ninguna que nos llenara de verdad, que nos pusiera la piel de gallina y nos forzara a pensar en ella por los menos 2 horas despues de verla. En otros años habiamos tenido pelis como Exiled, Gozu, el viaje de Chihiro... pero en este tan solo kedaban 3 dias y aun nasti de plasti, y eso que ya nos habiamos

zampado Mushishi y Dororo (Vaya dos truños). Pero llego Takashi Miike y todo cambio, el puto japo colgao llega y nos arroja una delirante pelicula que combina dos generos muy dispares, pero como bien nos demuestra Miike, muy parecidos a la vez. Hablamos de Western y Chambala, o lo que es lo mismo, vaqueros y samurais.



Todo lo que representa el apartado artistico y atrezzo roza la mismisima perfeccion, convirtiendo los miticos salones por ejemplo en mitad salon, mitad palacio japo. Los atuendos de los personajes estan cojonudamente hechos, mezclando tejanos y sombreros con armaduras samurai o ropa cortesana. Las katanas y los rifles van de la mano y las costumbres se entremezclan hasta formar una unica.



De momento ya ha quedado bastante claro que la base de la pelicula es muy buena, pero cuando descubrimos poco a poco la historia, se nos caen las lagrimas de alegria. Despues de una pequeña introduccion aclaratoria de lo que nos espera, donde Quentin Tarantino se regocija de sobremanera, rayando un alto nivel, vemos como un vaquero acaba en medio de una pelea de bandas sin quererlo ni beberlo. En ese momento tiene que elejir a que bando unirse, pues son los dos bandos del pueblo donde a ido a parar. A partir de eso, si quieres saber mas tendras que ver la pelicula, porque lo mejor es saborearlo poco a poco, como un buen entrecot hecho a las brasas.

Vaqueros legendarios, asesinas sanguinarias, jefes de bandas idos de la olla, y un indio muy, muy peculiar que mis amigos no supieron reconocer, hacen de esta pelicula la mejor de sitges, porque? Porque tiene accion, muchos tiros, te ries a maldad, cameos de directores ilustres, katanas, duelos, una buena musica, momentos subrealistas y esa magia que solo Takashi Miike sabe poner a sus films.

Sin duda alguna, un puto cinco para esta obra de arte.