El creador de "The Sims" presenta su próximo juego, "Spore"

Una criatura azul con ocho patas, tres ojos y unas tenazas de langosta surge arrastrándose del océano. El bicho expulsa algo de agua de sus pulmones y entonces pide a sus amigos que dejen el océano también.






Si el jugador del videojuego "Spore" lo hace correctamente, la criatura continuará evolucionando, desde una tribu hasta una civilización, e incluso dejar el planeta y explorar la galaxia.



Spore es una idea original de Will Wright, creador de los populares "Sim City" y "The Sims", y fue presentado por primera vez en la convención de juegos de Leipzig esta semana.



Después de años de desarrollo, Electronic Arts planea lanzar el videojuego en la primavera de 2008.



EA, que hasta el momento ha vendido un total de 85 millones de The Sims y espera resultados similares de Spore, dice de él que es un producto avanzado de ese tipo que sólo se ven de vez en cuando.



Spore es el último juego de un género como "Age of Empires" donde los jugadores desarrollan una estrategia a largo plazo. Pero Spore va más allá y se desarrolla en las principales eras y en la época intergaláctica.



El juego comienza en una fase "celular", un simple organismo flotando en el agua que el jugador debe ayudar a desarrollar -modificando, por ejemplo, sus extremidades o su boca para hacer que tenga más facilidades para sobrevivir.



En la fase de "criatura", un jugador deberá encontrar amigos para su creación, y entonces llegará a la fase "tribal".



EA mostró en Leipzig únicamente la fase de "criatura" y "tribal", pero dijo que el juego estaba terminado y listo para jugarse de principio a fin.



Las criaturas que el jugador se encuentra durante el juego, así como los edificios y vehículos, no están fijados ya que el mundo está poblado por criaturas creadas por otros jugadores que están en una etapa de evolución similar y que interactúan online



El juego también se adapta a los estilos de juego: desde el amistoso y social hasta el más agresivo.



Los jugadores podrán hacer regalos a las tribus vecinas para conseguir que se unan a ellos o quemar sus cabañas para que se rindan.