Un nacionalista japonés se corta un dedo y lo envía al primer ministro

Un nacionalista japonés envió parte de su dedo meñique al primer ministro de su país, Shinzo Abe, furioso porque éste no visitó un polémico templo que honra por igual a víctimas y criminales de guerra, dijo el jueves la policía tras arrestarlo.





Yoshihiro Tanjo, de 54 años, fue acusado de tácticas intimidatorias tras cortarse parte del dedo meñique y enviarlo a la sede del Partido Liberal Democrático de Abe, precisó un portavoz policial.



Tanjo, que está desempleado pero lidera un grupo de derecha en la ciudad de Kurashiki (oeste de Japón), también envió una carta de protesta y un DVD que muestra su acto.



"En el DVD habían imágenes suyas muy gráficas cortándose una parte del dedo, filmadas por él mismo", dijo el portavoz de la policía de Kurashiki.



"El hombre está detenido aquí sin parte de su dedo, cortado a nivel de su primera falange, diría", añadió.



Abe evitó el templo de Yasukuni el 15 de agosto, aniversario de la rendición japonesa en la Segunda Guerra Mundial.



El templo sintoísta del centro de Tokio venera por igual a los muertos en la guerra y a criminales de guerra, y ha sido un punto candente en las relaciones de Japón con sus vecinos, aún resentidos por la ocupación durante la guerra.



El ex primer ministro conservador Junichiro Koizumi había frecuentado el templo en el pasado, pero desde que Abe asumió el cargo ha preferido mantenerse alejado de esa práctica, en un esfuerzo por mejorar las relaciones con China y Corea del Sur.



En el mundo de la Yakuza, los gángsters a veces se cortan los dedos meñiques para demostrar lealtad o para asumir la responsabilidad por un fracaso.

Topics: