Posible descubrimiento de una tumba de un rey azteca

Las dos ofrendas prehispánicas localizadas por arqueólogos mexicanos en las cercanías del Templo Mayor, en el corazón de la capital mexicana, "son un fuerte indicio" de la existencia de la tumba de un rey azteca, dijo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).





Alfonso de Maria y Campos, director del INAH, explicó a la prensa que se está trabajando muy despacio en el predio de las Ajaracas, colindante con el Templo Mayor, porque al nivel en el que se está excavando hay mucha agua.



Los especialistas y trabajadores "están en el nivel freático de la ciudad y de hacer una extracción rápida del material se puede perder muchos información", dijo.



Informó que junto con las ofrendas se localizaron cincuenta cabezas de obsidiana y una cámara con tres espacios.



De Maria y Campos dijo que de existir la tumba de Ahuizotl, (1586-1502), quien fue uno de los más importantes tlatoanis (gobernante) aztecas, espera que se encuentre sin alteraciones "sin haber sido ultrajada o saqueada".



Recordó que los aztecas acostumbraban cremar a sus gobernantes, por lo que es muy aventurado hablar de lo que se puede encontrar.



Las ofrendas aún permanecen en el subsuelo ya que las labores de extracción se han dificultado por la gran cantidad de agua que hay en el lugar.



Mencionó que estas ofrendas fueron localizadas en el predio de las Ajaracas, donde en octubre pasado se descubrió el monolito de Tlaltecutli (diosa de la tierra) de doce toneladas de peso.



"Es una zona de gran riqueza, por lo que se debe trabajar con mucho cuidado", apuntó.