Gran parte de Barcelona sufre un apagón eléctrico

Buena parte de Barcelona sufrió el lunes por la mañana un apagón eléctrico que afectó a semáforos, transporte público, domicilios particulares y comercios de la capital catalana, tras un fallo atribuido a la caída de un cable de alta tensión de Red Eléctrica.





El ministro de Industria, Joan Clos, explicó que el apagón, que coincidió a las 11 de la mañana con el incendio en dos subestaciones, se había producido por la caída de un cable en una estación eléctrica que afectó en cadena a cuatro o cinco subestaciones de distribución.



"Parece que es un accidente, no hay indicios de sabotaje y de ninguna otra actuación que no sea un accidente", dijo Clos sobre las causas de un corte de suministro que ha afectado a unos 350.000 abonados, según el ministro.



Red Eléctrica informó de la caída de un cable de distribución de 100 kV sobre su parque de transporte de 220 kV y de la posterior caída de la tensión en las subestaciones de Urgell y Maragall.



"Todas las subestaciones dañadas son fundamentales para el abastecimiento eléctrico de la ciudad de Barcelona, y su pérdida ha provocado un corte de suministro evaluado en unos 700 MW, de los que ya se han repuesto más de la mitad", dijo Red Eléctrica en una nota.



"Nuestra prioridad es el restablecimeinto del suministro eléctrico de la ciudad para lo que se está haciendo todo lo necesario con el fin de reponer el servicio en condiciones de seguridad", añadió.



La Generalitat informó de que va a abrir un expediente informativo "inmediatamente para poder delimitar lo que ha ocurrido y adoptar las medidas oportunas si es que existen algún tipo de responsabilidades", dijo Antonio Castells, consejero de Economía, a los periodistas.



Un gabinete de crisis en el que participa el ministro de Industria permanece reunido evaluando la situación, informaron diversos medios.



El Ayuntamiento, que dijo que el corte de suministro afectó "a buena parte de la ciudad", explicó que buena parte de la red de semáforos estaban sin servicio y que parte de la red de ferrocarril y metro se habían visto afectadas por el apagón durante unas horas.



Varias dotaciones de la Guardia Urbana se desplazaron a diferentes cruces de la ciudad para regular el tráfico, según señaló el Ayuntamiento en un comunicado.



Las líneas 1, 3 y 5 de metro se vieron afectadas desde las 10:54 a las 11:17 horas, aunque posteriormente el servicio se reanudó con normalidad, según una portavoz de Metro de Barcelona.



Los bomberos tuvieron que atender numerosas llamadas de gente que se había quedado atrapada en ascensores, y el Hospital Clínic suspendió todas sus operaciones no urgentes y continuó las ya iniciadas con generadores.



Fuente: Por Blanca Rodríguez e Inmaculada Sanz

Topics: