China: amenaza ecológica

Las exportaciones de madera provenientes de China se han incrementado en los últimos meses a costa de daños irreversibles en las selvas tropicales de Papua Nueva Guinea, según un informe divulgado este miércoles por la organización ecologista Greenpeace.



El informe asegura que China comercializa los troncos provenientes de Papua Nueva Guinea y otros orígenes. El estudio cita a la Organización Internacional de Madera Tropical cuando afirma que, aproximadamente, 5 de cada 10 troncos de madera provenientes de bosques tropicales alrededor del mundo se embarcan con destino a los puertos del gigante asiático.


De acuerdo a los datos recopilados por Greenpeace, las exportaciones de madera provenientes de China y dirigidas al Reino Unido se incrementaron en 155% durante los seis primeros meses de 2005. Mientras que, paralelamente, las transacciones realizadas entre el Reino Unido e Indonesia y Malasia se redujeron en 25%.


El reporte de la agrupación dedicada a la protección del medio ambiente señala que la madera que sale desde los puertos chinos se dirige a países europeos, Japón, y a Estados Unidos, en donde es utilizada para construcción y en la elaboración de muebles y vallas publicitarias.



Acción inmediata

Desde las puertas del Parlamento británico, a donde llegaron algunos seguidores del movimiento ambientalista con una tonelada de troncos de madera como señal de protesta, John Sauven, defensor de las selvas tropicales, le aseguró a BBC Mundo que su intención era consignar el reporte ante el gobierno británico y demandar acciones para frenar lo que catalogan como una acción ilegal.


"Están destruyendo un bien invaluable para obtener algo perecedero y barato. Además documentamos que, en el proceso, también se producen violaciones a los derechos humanos por parte de las compañías que cortan la madera que se dirige mayoritariamente a China", señaló Sauven.


Greenpeace indica que la mayoría de estas operaciones a gran escala son ilegales porque no cumplen con normas básicas estipulados en la Ley Forestal. Adicionalmente no cuentan con el consentimiento de los propietarios del recurso natural.


Sauven explicó que esperaba que los gobiernos tomaran cartas en el asunto de manera inmediata y que prohibieran la importación de madera.
Cortesía BBC Mundo

Topics: