Identificación a través de las huellas

Sin dejar huella

La gente que trabaja con las manos podría ser erróneamente identificada por escáneres de alta tecnología, debido al desgaste de sus huellas digitales.

El trabajo manual nunca ha sido bueno para las manos, pero ahora, las personas que trabajan con ellas, podrían encarar problemas con las autoridades.

Los albañiles y labriegos podrían ver que sus huellas digitales no son reconocidas por los equipos que entusiasman tanto a algunos gobiernos desde que se lanzó la llamada "guerra contra el terrorismo".

Y esta limitación tecnológica también afecta a los mecanógrafos, pianistas, violinistas y guitarristas, quienes probablemente estarían sujetos a lecturas imprecisas.

El problema radica en que las huellas digitales pueden desgastarse severamente, particularmente las de aquellas personas que están en contacto con materiales abrasivos.


Secretos de las huellas


El experto en dactiloscopia Raymond Broadstock explica que las la huellas dactilares son como campos arados.

"Los trabajos de construcción o mecanográficos gastan las crestas y la lisura de la piel se afecta, en consecuencia, la lectura de la huellas se dificulta", señala.



El daño en la piel no es permanente ya que la dermis se rejuvenece en cuestión de días. Sin embargo, para aquellos que trabajan en esas profesiones es muy difícil hallar el tiempo suficiente para que las manos descansen y las crestas se reconstruyan.

Al parecer, recientes pruebas llevadas a cabo por el gobierno británico -que planea lanzar tarjetas de identidad para sus ciudadanos, con la más alta tecnología- arrojaron resultados preocupantes: una de cada mil personas fue mal identificada, por falta de huellas digitales o problemas con su cara o iris.



Soluciones

"Se sabe que los prisioneros se raspan las manos en las paredes de las celdas con la intención de desgastar sus huellas, entonces se los ubica en celdas con paredes lisas hasta que las huellas se rejuvenecen", señaló Broadstock.

¿Cómo contrarrestar entonces las limitaciones de la tecnología?.

Según Raymond Broadstock, una posibilidad sería desarrollar un programa que lea la palma de la mano ya que también tienen crestas únicas.

"Un criminal en Estados Unidos se borró las huellas dactilares tomando piel de otras partes de su cuerpo e injertándosela en la punta de los dedos. Le funcionó, pero en todo caso lo atraparon pues se olvidó de las palmas de sus manos... ¡quedó sorprendido, por decir poco!"

Topics: