Cuidado si "gorroneas" Internet al vecino: te pueden arrestar

Si crees que eres un hábil ahorrador al conectarte a la red inalámbrica del vecino y conseguir así acceso gratuito a Internet y vives en Inglaterra, entonces prepárate para que un agente de policía llame a tu puerta.




La policía británica informó el miércoles del arresto de dos personas, a los que ha dado una advertencia legal por el llamado 'piggybacking', es decir, utilizar la conexión inalámbrica a Internet de otra persona sin permiso.


Esta práctica, que divide radicalmente a los usuarios de la Red, se ha visto alimentada por el rápido crecimiento de las conexiones inalámbricas de banda ancha en los hogares y el fallo de la mayoría de los usuarios a la hora de asegurar sus redes.


El sábado, un hombre fue arrestado en Redditch, una localidad en el centro de Inglaterra, después de que sus vecinos le vieran usando un portátil para conectarse a Internet mientras estaba en su coche en el exterior de una casa.


Una mujer de 29 años fue arrestada el mes pasado en la misma zona en un incidente similar.




Ambos recibieron una advertencia oficial, un apercibimiento formal que es el paso anterior a ser encausado, "por obtener de un modo deshonesto servicios de comunicación electrónica con el objeto de evitar el pago".


Son unos de los primeros arrestados por 'piggy-backing' en Reino Unido. El primero condenado fue Gregory Straszkiewicz, un ciudadano del oeste de Londres, que en 2005 fue multado con 500 libras (unos 736 euros) y una libertad condicional de 12 meses.


"Las redes inalámbricas no se acaban en las paredes de tu casa", dijo el comisario Tony Humphreys, de la comisaría de West Mercia. "Sin la protección necesaria, tus vecinos o gente por la calle puede conectarse a tu red".


En los foros en Internet hay muchas discusiones sobre si esta práctica es inmoral o inofensiva.


Hasta un 25 por ciento de las conexiones inalámbricas en los hogares carecen de contraseña de seguridad, según una encuesta reciente por la página de Internet de finanzas del consumidor www.moneysupermarket.com.




Jason Lloyd, el director de banda ancha de la web, dijo que esto supone que el usuario deje las puertas abiertas a que se cometan robos, fraudes o descargas de pornografía con su cuenta.




"Las repercusiones pueden ser graves", manifestó. "Ya es bastante malo cuando tus vecinos pueden utilizar gratis tu conexión a Internet, pero es mucho más grave si alguien utiliza tu conexión inalámbrica para actividades delictivas".


Las empresas también se ven afectadas. Una encuesta sobre 320 compañías realizada por la feria comercial londinense Infosecurity Europe halló que un cuarto de ellas tampoco tiene una política de seguridad inalámbrica.




Fuente: Por Peter Griffiths

Topics: