¿La tumba de Jesús?

El director de Titanic, James Cameron, presentó hoy en Nueva York un documental sobre el hallazgo de los supuestos restos de Jesucristo y su familia, incluida la Virgen María, María Magdalena y un supuesto hijo de ambos de nombre Judas.






El documental se estrenará el próximo 6 de marzo y se basa en el descubrimiento en Jerusalén de un osario con los supuestos restos de los cuatro personajes más los del evangelista Mateo y de un supuesto hermano de Jesucristo llamado José.

Auspiciado por las cadenas de televisión Discovery Chanel y Vision TV, de Canadá, "La tumba perdida de Jesús" es el nombre del proyecto, cuyo productor ejecutivo es Cameron y está dirigido por el periodista y cineasta de origen judío Simcha Jocobovici.



El documental ha llevado cinco años de trabajo y su realización se había mantenido hasta ahora en el mas absoluto secreto.



La filmación se remite al conocido como Osario de Jacob, descubierto en 1980 cuando una excavadora que aplanaba un terreno para construir viviendas en el barrio de Talpiot, en Jerusalén oriental, sacó a la luz una cueva con diez sarcófagos.



Según explicó Jocobovici en una rueda de prensa en la que se exhibieron dos urnas de piedra con los restos excavados hace más de 25 años, las inscripciones que figuraban en seis de los sarcófagos podrían corresponder a las identidades de Jesucristo y su familia.



Las inscripciones son "Jesús, hijo de José", "María", "Mariamana" (María Magdalena), José, Mateo -familiar de Jesucristo- y Matia Judas, el supuesto hijo de Jesucristo y María Magdalena, a quien se identifica como Jehuda bar Ysehua, o "Judas, hijo de Jesús".



El descubrimiento fue registrado en 1994 en el catálogo de patrimonio arqueológico del Estado de Israel pero no trascendió debido a lo común de esos nombres entre los hebreos en el primer siglo después de Cristo, época de que datan los vestigios.



No obstante, según el profesor de Estadística de la Universidad de Toronto, Andrey Feueverger, "sólo hay una posibilidad entre 600 de que los restos correspondan a otra familia que la de Jesús".



Feueverger dijo que basa su cálculo estadístico en datos arqueológicos, testimonios documentales, índices de probabilidades y "las primeras pruebas de ADN efectuadas en los restos".



Según esas pruebas, "los restos de quien se identifica a Jesús, hijo de José, y los de Mariamana (María Magdalena) demuestran que ambas personas no estaban emparentadas por lazos de sangre", por lo que presupone que eran "marido y mujer".



El documental viene así a reforzar la versión extendida por la novela "El Código Da Vinci", de Dan Brown, de que Jesucristo y María Magdalena estuvieron casados y tuvieron descendencia.



Incluso va más allá al especular con la posibilidad de que los restos son la primera prueba física de la existencia de Jesús como hombre: "El Código Da Vinci es ficción. La tumba perdida de Jesús es realidad", reza un comunicado de la productora.



La rueda de prensa en que se realizó el anuncio tuvo lugar en la Biblioteca Pública de la Ciudad de Nueva York, en el centro de Manhattan, donde causó sensación.



Además de Cameron y Jocobovici, varios expertos comparecieron ante los periodistas para refrendar que el documental supone "el primer paso" para esclarecer el paradero de los restos de Jesús de Nazaret e investigar todos los aspectos de su vida.



"¿Lo que ustedes nos presentan significa que Jesucristo no resucitó y ascendió a los cielos? Lo pregunto porque la Biblia dice eso, y, si es cierto lo que dicen ustedes, habría que volver a escribir la Biblia", planteó un informador a James D. Tabor, especialista de estudios bíblicos de la Universidad de Chicago.



El especialista respondió: "bueno, creo que no habrá que reescribir la Biblia, es cuestión de interpretación. Mucha gente ya piensa que la Biblia habla de resurrección en términos espirituales, no corporales. Ya poca gente piensa que el cuerpo de Jesús se elevó y se perdió entre las nubes, como un supermán".