CRÍTICA SITGES 2011: REVENGE A LOVE STORY

La historia empieza con un asesino en serie que se dedica a matar, sin compasión y con extrema dureza, policías y a las mujeres de estos. El odio hacia el cuerpo de seguridad se nos irá desvelando en forma de flash backs, donde conoceremos la historia de amor entre el asesino y una chica con cierto retraso mental. Muy buen thriller dirigido por Wong Ching-po y producido por 852 Films Limited (productores de Dream Home).

Revenge A love story


La historia en si no tiene nada de especial, se trata de la típica venganza de un hombre embargado por el odio y la ira, sin nada que perder y empeñado a llegar hasta el final. Ahora bien, la historia va ganando en emoción a medida que avanza. Muy bien narrada y con unos flash backs que nos irán resolviendo todas las dudas que nos irán surgiendo.

Cabe destacar la actuación de la actriz porno Sola Aoi, que ejecuta el papel de chica con retraso mental, dejando claro que tiene dotes más que suficientes para trabajar en el cine “normal”.

Pare quedar cada vez más claro que la productora 852 Films Limited se está convirtiendo en un referente del género.