Aficionados al cannabis, en su salsa en el Salón del Cáñamo

En el Salón del Cáñamo, inaugurado este viernes en Ámsterdam, aficionados y cultivadores de cannabis de toda Europa se afanan por comprar semillas, fertilizantes y abonos, informándose con sumo interés sobre cómo escapar de la vigilancia de las fuerzas del orden.





Aparentemente nada diferencia este salón de una feria sobre agricultura, si no fuera porque aquí se promueve el cultivo del cannabis, prohibido en toda Europa.En un espacioso 'stand', la empresa Canna, con sede en Breda, en el sur de Holanda, propone cuatro gamas de productos, entre mantillos, fertilizantes, abonos y hasta componentes para reforzar las raíces. "Todo depende de cómo se cultiva: sobre tierra, agua, con una mezcla de cortezas o sobre un suelo rocoso", explica a la AFP su director comercial, que solicita el anonimato. "Sólo vendemos al por mayor, a distribuidores y comercios, y exportamos a toda Europa, incluida Alemania, Gran Bretaña, Francia, España e Italia", enumera.



Existe una enorme variedad de lámparas frías para no quemar las hojas que están expuestas en el salón, así como armarios integrados que se enchufan a la corriente, o filtros que absorben los olores, muy práctico para quien cultiva en el comedor de su casa, por ejemplo.



Como sus vecinos europeos, Holanda prohíbe formalmente el cultivo del cannabis, más allá de las cinco plantas por persona destinadas al consumo personal. Pero la venta de semillas es legal en este país, conocido por su política tolerante hacia el consumo de cannabis en los 'coffee-shops'.



Dutch Passion, que cuenta con dos comercios y un sitio de venta por internet, está especializado en este tipo de negocio desde 1987: "Vendemos treinta tipos de semillas diferentes, por un precio que oscila entre los 25 euros y los 125 euros el paquete de diez", explica uno de sus comerciantes. "Nuestra especialidad son las semillas femeninas", puesto que sólo las plantas de este género dan la flor que se fuma después o es transformada en hachís.



¿Cómo plantar en su casa ilegalmente? Lorna Clay, miembro del 'Cannabis College' de Ámsterdam, da consejos en holandés, inglés y español: "cultiven sus plantas y rodéenlas de plantas de tomates o de maíz, con una altura" suficiente para evitar miradas indiscretas, afirma a los visitantes. "El cáñamo puede salvar nuestro planeta, se puede hacer de todo: ropa, materiales de construcción, papel...", asegura, con una disimulada sonrisa.

Topics: