CRÍTICA SITGES 2010: ONG BAK 3

Esta tercera entrega empieza donde termina Ong Bak 2. Después de que Tien (Tony Jaa) ha sido apresado, torturado y asesinado, es devuelto a la vida con la ayuda de Pim (Primrata Dechudom), Mhen (Petchai Wongkamlao) y los aldeanos de Khone Kana. Por medio de la meditación Tien vuelve a estar en plena forma para combatir el mal, encarnado en el nuevo tirano que somete al pueblo utilizando la magia negra.

Ong Bak 3


Ong Bak 3 es una película innecesaria, como Ong Bak 2. Quizás hubiera sido mejor que la saga hubiera terminado en la primera.

Las pocas luchas que hay no son nada espectaculares ni impresionantes como lo fueron con la primera película.


Ong Bak 3




Podría definir el film como una película mística, en como a través de la meditación y el ejercicio, se es capaz de llegar a un equilibrio físico y mental. Posiblemente después de esta película es cuando Tony Jaa decidió convertirse en monje. Para aquellos que quieran ver una película de acción y de artes marciales, Ong Bak 3 no es la elección.