SITGES 2006: TIME

Otra buena pelú€ula, como nos tiene acostumbrados, Kim Ki-Duk. Intimista y en la que una historia sencilla y un guión con buen gusto nos conduce a través de un viaje obsesivo y triste.
La importancia actual con la estética acompañada del miedo a envejecer se convierte en una pesadilla para una joven pareja. La locura quizás sea el mejor compañero de nuestros dú}s y la pelú€ula hace de la locura algo cotidiano y comprensible.



Esperabamos una gran pelú€ula, aunque alguna duda habú}, y asEha sido. Recomendada. De momento una más, de las pocas, a destacar del Festival.