SITGES 2006: TRES CAÍDAS

LA LUCHA LIBRE MEXICANA!!!!

La lucha libre mexicana es una mezcla de deporte, acrobacia, teatro y cómic tremendamente popular en el país azteca.




Este largometraje documental abarca desde la lucha de fantasía (en la que los luchadores se disfrazan de oso panda o tortuga ninja) hasta la lucha extrema en la que se golpean con sillas de metal, escaleras y tubos.No todos los luchadores ocultan su rostro bajo una máscara. Muchos la han perdido en una apuesta y otros nunca la han llevado. Pero los que han forjado un personaje debajo de una máscara y la coservan no dejan que nadie conozca quienes son realmente.


Blue Demon Jr (hijo del mítico rival del no menos mítico Santo el enmascarado de plata) pidió grabar la entrevista con todas las persianas del despacho bajadas porque sus vecinos no saven quién es.

Otro luchador, Tinieblas invitó al director en su casa y apareció vestido con un traje de lycra que le cubría de arriba abajo, unas botas hasta la rodilla, una mácara negra y una enorme capa.



El luchador mexicano que más difícil ha tenido mantener su identidad en secretoes, sin duda Fray Tormenta: sacerdote y estrella de la lucha libre al mismo tiempo. Este hombre quería montar un orfanato en Veracruz y pensó que una buena forma de obtener fondos era convirtiéndose en luchador. Los domingos se levantaba, se iba a pelear en una matinal, luego volvía corriendo a decir misa, comía algo y se iba otra vez a una arena a seguir consiguiendo fondos.

En ocasiones no le daba tiempo a cambiarse y tenia que decir la misa con la casulla cubriendo su disfraz purpurina de rayos rojos.
El mundo de la lucha libre no sabía que era sacerdote y la iglesia desconocía sus actividades luchísticas. Nunca perdió su máscara pero tuvo que revelar su identidad cuando un suplantador comenzó a utilizar su personaje. Y ese fue el detonante de su fama.
Llegó a luchar en Japón y hasta el mismísimo papa Juan Pablo II bendijo sus actividades. Ha casado a varios luchadores en un ring y además, canta en un grupo de salsa.
La película Supernacho se basa libremente en esta historia real.



Durante los cuatro meses que duró la grabación de TRES CAÍDAS, se entrevistaron a personajes como La Parkita, luchador mini disfrazado de muerte que además participa en espectáculo de enanos toreros, ha sido stripper ocasional y es líder del grupo musical La Parkita y sus huesitos.




LA LUCHA EXTREMA



Cuanto más te acercas a la frontera con EE.UU más popular es la lucha extrema. Funciona básicamente igual que la lucha libre (el primero que consiga poner los hombros de su rival tres veces contra la lona, gana) pero está permitido golpearse con sillas, mesas, escaleras y tubos fluorescentes.
Las cuerdas del cuadrilátero están rodeadas por alambre de púas, la música Death Metal acompaña –a veces en directo- a los eventos, y algunos luchadores aparecen a compañados por porno-stars.

Los combates se celebran en un gimnasio, aunque a veces la pelea termina en mitad de la calle.
El número de aficionados (entre los que, como en todos los espectáculos de lucha, se encuentran gran cantidad de niños) excede ampliamente la capacidad del local y enseguida te ves arrastrado por una masa de gente que intenta esquivar los cristales que saltan desde el ring.


NGX, la principal empresa que organiza lucha extrema en Monterrey, está integrada por un grupo destudiantes universitarios de clase media-alta que comenzaron a entrenarse y a organizar este tipo de eventos para divertirse.
El éxito superó todas sus previsiones y cada mes han de mudarse a un local más grande. No hay médico en sus espectáculos y cuando acaban de destrozarse unos a otros se curan ellos mismos las heridas. Luego se van a casa del que ese fin de semana esté sin padres para ver el video del envento y comentar los mejores golpes mientras se comen una hamburguesa.



En Monterrey también se encuentra la Arena femenina LLF, un parking que se convierte cada viernes en el único lugar de México dedicado exclusivamente a la lucha entre mujeres, tan rudas y extremas como los hombres si no más.