Shigeo Tokuda con sus 75 años es una estrella del porno en Japón

Tokuda es la estrella del porno de más edad de Japón y está rodando su última película, en la que interpreta a un maestro del sexo.





El director aseguró que las películas demostraban a la gente que sus vidas sexuales no tenían que terminar con la edad, y en 16 años que lleva realizando este tipo de películas, Tokuda ha actuado junto a mujeres en un rango de edad desde la veintena hasta la suya propia.


"Debuté a los 59 años, y he actuado en más de 200 películas porno desde entonces", afirmó, usando su nombre artístico, y no el real, para la entrevista en el plató.


"Quería poner en cuestión lo que la gente corriente no hacía, así que decidí ser un actor porno".


En el rodaje del lunes utilizó vibradores, látigos y velas para satisfacer a la actriz de 36 años. El filme no tenía guión.


Tokuda llegó tarde a la industria pornográfica. Llevaba la vida típica de un oficinista japonés como agente de viajes, después de graduarse en una de las escuelas de élite de Tokio.


Dejó su carrera a un lado porque estaba insatisfecho con la falta de argumento en las películas de sexo que había visto, lo que le llevó a una discusión con un productor sobre si él podría hacerlo mejor.


Tardó un par de años en pensárselo, pero con el tiempo Tokuda se quitó los pantalones ante la cámara.


Desde entonces, se ha convertido en una figura habitual en las películas porno de alquiler en Japón, que tiene una población que envejece rápidamente y con alta esperanza de vida. Uno de cada cinco japoneses tiene más de 65 años.


"Otros hombres ancianos piensan que lo pueden hacer porque él puede. Los ancianos pueden sentirse seguros y alentados cuando lo ven en sus películas", dijo Gaichi Kono, el director de la última película de Tokuda.


Los ancianos de Japón rechazan la idea de que hacerse viejo signifique disminuir la velocidad", declaró Chineko Araki, profesora de bienestar social en la Universidad Den-en Chofu.


"A más del 50 por ciento de los hombres por encima de 65 años les interesa tener una relación sexual con sus parejas", agregó en una entrevista por correo electrónico.


Las películas de Tokuda pronto se ofrecerán en las residencias para la tercera edad, para la exportación y podrán verse en Internet.


Tokuda asegura que su esposa y su hija aparentan no saberlo y que sus amigos nunca se lo imaginarán.


"Pero mi trabajo me mantiene vivo", dice, y asegura que planea seguir hasta que cumpla al menos 80 años.

Topics: