CRÍTICA SITGES 2008: THE BROKEN

¿Por qué? Preguntaría yo si fuera alguno de los protagonistas de la película y me molestó mucho ver que ninguno de ellos lo hacía. Hay situaciones en la película en la que cualquier persona en la vida real dejaría ir un simple por qué. Pueden existir algunas explicaciones de la inexistencia de preguntas por parte de los protagonistas, quizás la más interesante sea que ellos ya no son ellos (quien haya visto la película sabrá a que me refiero, y quien no lo haya hecho lo sabrá al hacerlo) pero por mucho que uno le dé vueltas igualmente no acaba de cuadrar.

THE BROKEN

También quien intente cuestionar mis palabras podrá ampararse en el absurdo que muchas veces juega un papel importante en algunas películas, el ser porque es y punto, pero a mi en particular me gusta que al menos se me dé alguna explicación, sea más o menos creíble, pero explicación. No se por ejemplo: esto sucede porque un día un demonio llegado de una sexta dimensión decidió que… o incluso en ese momento y no en otro sucedió porque las fuerzas del mal convergieron en nuestra realidad… Pero no, explicación no esperéis ninguna y creo que sin explicación la película pierde mucho interés. Sin contar que lo que se quiere explicar se puede hacer con un ritmo más elevado del que tiene la película que me pareció muy lento. Es más, durante el pase, cuando sucedió algo de interés en la película la gente aplaudió, es decir que la lentitud no fue sólo percepción mía.


THE BROKEN

En definitiva; una película que perfectamente se podría haber explicado en una hora menos de lo que se explicó.