CRÍTICA SITGES 2008: EDEN LAKE

Me alegré mucho cuando en la sala de prensa se leyó el palmarés y el jurado otorgó una mención especial para Eden Lake. ¿Por qué? Porque a parte de que me gustó mucho la película, creo que toca un tema del cual algunos de nosotros cada día somos más conscientes. Precisamente el director en su día afirmó que la idea de la película le surgió al percibir por los medios de comunicación el aumentó de la violencia juvenil. El aumento de los casos de apuñalamientos por parte de pandillas juveniles.

EDEN LAKE

Pues bien la película muestra abiertamente situaciones en las que más de uno se sentirá identificado.
Una pareja va a pasar un fin de semana tranquilo a un lago (llamado Eden irónicamente) donde encontrará un grupo de chavales jóvenes del los que hoy en día abundan tanto. Las cosas empezarán a complicarse.

Hay a quien no le gustó nada y a quien le pareció maravillosa, entre los que me encuentro. La sensación al finalizar la película es de indignación y impotencia. Para entender por qué visualizar la película, os lo recomiendo.

EDEN LAKE

Para terminar quiero que recordéis esta frase antes de ver la película: Como en la vida real, detrás de unos grandes hijos, normalmente hay unos grandes padres.