CRÍTICA SITGES 2008: GENIUS PARTY

La productora Studio 4°C, creadora de titulos como Mind Game o Tekkokinkreet, nos ha traído al festival siete cortometrajes de los realizadores más interesantes del momento del anime y el manga contemporáneo.

Genius Party

Genius Party tiene un inicio con un tema techno al estilo Ken Ishii, seguido de imágenes visualmente buenas pero con una historia de fondo bastante abstracta.
Le sigue el corto Shanghai Dragon, para mi el mejor de la serie. Éste cuenta la historia de un niño que encuentra una especie de pincel con el que todo lo que dibuja se convierte en real.

Genius Party


La peor historia de la serie seria Limit Cycle, una paranoia filosófica sobre el sentido de la vida, Dios y demás, en definitiva, infumable.

A destacar también el corto Happy Machine y el último cortometraje Baby Blue.
Happy Machine nos narra una historia surrealista sobre la vida de un bebé y su crecimiento, mientras que Baby Blue, sin ser una historia atractiva, ya que es la tipica historia sentimental de dos adolescentes, si que destaca la calidad de la animación.


Genius Party


Mi valoración general, por lo que prometía el título como una fiesta de genios, es negativa.