CRÍTICA SITGES 2008: SOY UN PELELE

Uff, es complicado intentar valorar una película como esta. ¿Por qué? Muy simple; hacer una película, según a quien, le cuesta horrores y sufrimientos, y más claro nos quedó en el post screening que hizo Hernan Migoya (director). Donde lo vimos quemado con todo lo referente a producción, distribuidoras, etc.

Soy un pelele

Todo eso es comprensible, pero incluso así no se puede obviar que la película no se sostiene por ningún lado. Quizás tenga algún puntillo interesante (sobretodo al inicio), pero en conjunto es muy floja e insípida.



Como comentó Migoya aún no se sabe nada de su estreno ni si lo tendrá, pero cuando llegue a las salas no dejará indiferente a nadie. ¿Polémica? Lo más seguro que sí, pero no precisamente por transgesora o atrevida creo yo.


Soy un pelele