CRÍTICA SITGES 2017: Night is Short, Walk On Girl

"Senpai" está enamorado de "Otome" en secreto. Él la busca en Ponto-cho por la noche, en el mercado del libro usado en el Santuario de Shimogamo, en la feria universitaria ... Pero ella nunca se da cuenta de cómo se siente, y cada vez que "pasa" para encontrarla, simplemente dice "¡Qué coincidencia!".

Una serie de eventos inusuales con un elenco de personajes únicos les espera. El teatro de guerrilla "Henkutsuou" ("The Codger of Monte Cristo") aparecerá como un playwithin-el-anime en la forma de un musical completo. Otome, el Director, Don Underwear, y Senpai todos cantarán! ¿Alguna vez Senpai logrará que se dé cuenta de su amor?

 

Night is Short, Walk On Girl

 

punt4

Al igual que sus personajes, la película es inquieta e implacable con algunos tramos que funcionan mejor que otros. Podremos encontrar algunas similitudes con la película de Pixar, Inside Out, cuando se muestran escenas dentro de la cabeza del Sanpai, que además puede llegar a crear confusión en losa espectadores. Por otro lado, la mezcla de humor infantil y adulto hace que los cambios de humor desorienten. Sin embargo, hay vuelos maravillosos de fantasía extraña, una visión del mundo conectada por los libros usados y los estallidos de la ridícula ópera rock (que resultan ser parte del plan de Don Calzoncillos para el éxito romántico) son genuinamente ingeniosos.

Una cinta de animación no apta para todos los públicos pero que podran hacer las delicias de unos pocos que buscan algo diferente. Una loca y aparentemente caótica historia de amor.