CRÍTICA SITGES 2017: Ancien and the magic tablet

Estrenada en Japón en Marzo, y presentada en Europa en el pasado Festival de Annecy, "Ancien y el Mundo Mágico" es la nueva película de animación del director Kenji Kamiyama, quien saltó a la fama gracias al apoyo de su mentor Mamoru Oshii al darle las riendas de la serie "Ghost in the Shell: Stand Alone Complex". Años más tarde, y de la mano de Production IG, logró el reconocimiento internacional con "009 Re: Cyborg", en la que ya demostraba todas las grandes valías que ha confirmado con "Ancien y el Mundo Mágico": grandes personajes femeninos, múltiples realidades, y una mano firme a la hora de mezclar historias fantásticas con punzantes reflexiones sobre la sociedad actual japonesa.

Ancien and the magic tablet

punt5

Estamos en el año 2020, y sólo faltan tres días para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio. Kokone es una joven estudiante que, además de ayudar a su padre viudo con las tareas de la casa, tiene que esforzarse por mantenerse despierta cada día en clase. En sus sueños siempre se convierte en la joven princesa Ancien del reino mágico de Corazonia, defendido por los fantásticos Motoroides de los ataques del terrible Coloso. Pero muy pronto la línea que separa el sueño de la realidad empezará a difuminarse, más cuando su padre es secuestrado por unos hombres misteriosos y Kokone tenga que embarcarse en una aventura para descubrir el verdadero pasado de su familia.

 Ancien and the magic tablet

Uno de los aspectos importantes de esta cina ha sido el apartado técnico, sobre todo con las interficies de la tableta, realizados con el paquete Stylus del programa TV paint. Pero más allá de los aspectos puramente técnicos, podemos resaltar la belleca de los personajes y los escenarios que iremos encontrando a lo largo de todo el metraje, sumergiendonos en un universo mágico y maravilloso del que no querremos marchar.

Como afirma su director, Kenji Kamiyama, esta película va dirigida en primer lugar a personas cercanas a la edad de la protagonista, Kokone. En la actualidad, el individualismo es algo que se da por hecho, pero, en realidad, cada uno de nosotros es consciente de lo que lo rodea. Por ejemplo, que uno está en los corazones de sus familiares y los falimiares están en el corazón de uno. Cuando uno empieza a ver a otras personas en su corazón, cuando ve a gente que normalmente no ve, como Kokone, encuentra algo muy valioso que no había visto hasta entonces. Eso no solo sirve para la generación de Kokone, para la de su padre también sirve. Espero que los hombres de esa generación, que no van mucho al cine, también disfruten de esta película.

Y para terminar, la buena noticia, esta película dispone de distribuidora en España, así que solo falta esperar cuando podremos disfrutar de esta maravillosa cinta en nuestras salas de cine preferidas.