CRÍTICA SITGES 2016: BLAIR WITCH

Ya pudimos experimentar en 1999 el sinvivir de un grupo de jóvenes perdidos en los bosques de Maryland. Aquella película cambió el cine de terror. Ahora, Adam Wingard vuelve al lugar de los hechos, donde Peter, hermano de una da las desaparecidas, y dos compañeros suyos intentarán dilucidar que ocurrió. Las camaras y la tecnología han cambiado, pero nos encontramos con más de lo mismo. Lo que en 1999 fue original, diferente e inovador, ahora se vuelve repetitivo, previsible y decepcionante.

blair witch

 

 

 

Pues no creo que deba explayarme mucho más, una película que ha intentado recrear el éxito de la original, utilizando los mismos recursos que tuvieron tanto éxito hace 18 años. El problema es que lo que en 1999 fue innovador y original, como fue el found footage, hoy en día es un recurso muy útilizado, demasiado para mi gusto, perdiendo ese factor de originalidad que tuvo. Por otro lado, si una de las pocas diferencias respecto a la original, es añadir un dron con camara y unas camaras inalambricas con bluetooth mal vamos, ya que obviando estos pequeños detalles tecnológicos que no existian en 1999, ésta no deja de ser una burda copia de la primera.

En fin, para los que vimos la primera, ésta película no deja de ser un "más de lo mismo" sin nada nuevo a aportar. Para aquellos que por su juventud o porque en su momento no quisieron o pudieron ver las primera, puede ser que esta película les sorprenda, aunque lo dudo.