CRÍTICA SITGES 2015: ALENA

Alena, una chica pobre que ingresa en un internado de élite. Una de sus nuevas compañeras de clase, Filippa, desprecia todo lo relacionado con Alena y consigue rápidamente poner a todas las chicas de clase en su contra. Lo que al principio comienza como una intimidación verbal y maltrato psicológico proto se volverá en maltrato físico. La única persona que Filippa se muere por conocer y hacerse su amiga es Fabienne, pero ésta parece que solo tiene interés por Alena. Este hecho hace que el odio de Filippa por Alena siga creciendo.

Alena

 

punt1

Como algunos podreís intuir, las comparaciones con Carrie son casi inevitables, aunque en este caso, ni tenemos poderes sobrenaturales, ni presenta una trama tan interesante (para este humilde espectador), a parte que los personajes no acaban de enganchar lo suficiente. Por otro lado, el ritmo es extremadamente lento, cosa totalmente normal en producciones nórdicas como la presente.

En resumen, un título totalmente prescindible.