CRÍTICA SITGES 2015: ABSOLUTELY ANYTHING

Una junta alienígena (cuyas voces pertenecen nada más y nada menos que a los Monty Python) da a un hombre cualquiera la habilidad de hacer lo que se le antoje. Si demuestra que puede usar sus poderes para bien, invitarán a la Tierra a sumarse al consejo de sabios interplanetario. Si no, simplemente destruirán el planeta. Una comedia fantástica, con la chispa surrealista que caracteriza el genial humor de los Python.

Absolutely Anything

punt5

Como ya se ha dicho, se trata de una divertida y delirante comedia al más puro estilo Monty Python, con un espectacular Simon Pegg que nos hará pasar un muy buen rato. Tampoco quiero hacer spoilers de la película, ya que lo mejor es que cada uno la pueda ver y sacar sus propias conclusiones. 

La historia es de lo más absurda, unos alienígenas quieren saber si la humanidad es digna de unirse a la élite del universo o bien deben perecer para siempre, para ello escogen a un personaje al azar y le otorgan poderes absolutos. Si los usa para hacer el bien, la humanidad será salvada, de lo contrario, desaparecerán del Sistema Solar. Y en esta situación, el futuro de la humanidad queda en manos del peor profesor de secundaria de Inglaterra, Simon Pegg, un perdedor que intenta sobrevivir al día a día de su miserable vida.

 

Absolutely Anything

 

Quizás os pase lo que le pasó a mucha gente cuando vieron por primera vez "La Vida de Brian", que no les gustó. Tenemos que tener claro que se trata del Monty Python, con su característico humor y manera de ver la vida. Mirad la película sin prejuicios, sin expectativas, y disfrutareis de una comedia absurda pero que esconde ciertos mensajes interesantes. Desde el humor y el absurdo también se pueden decir cosas, aunque aparentemente no lo parezca.