CRÍTICA SITGES 2013: ONLY GOD FORGIVES

He de reconocer que me gusta encontrarme con una película de estas características. Donde unos la adoran y otros la repugnan. En mi caso quizás esté más cerca de los segundo que no de los primeros. No sería repugnancia del todo pero la considero una enorme decepción. Después de Drive, una muy buena película, Widing Refn nos trae este homenaje a Jodorowsky. De nuevo. Nos ha quedado claro su amor eterno.

Only god forgive - Sitges 2013Lo mejor de este tipo de películas son las conversaciones a las que dan pie. Esas conversaciones que encantan a todos los que nos gusta ver y hablar de cine. Y cuando digo hablar me refiero a hablar desenfadadamente sin pensar lo más o menos equivocado que puede estar uno al opinar de ese o tal tema de la proyección. ¿Hay algo más interesante, sano y divertido que intentar defender con argumentos (no sirve el típico y facilón tunotienesniputaideadecine) tu opinión sobre una película? Creo que a los que nos gusta el cine nos encanta ese post visionado. Todos salimos con la misma pregunta: ¿Que, qué te ha parecido? Las respuestas ya arrancan un sinfín de posibilidades, a cual mejor. Y creeme amigo que no debes de tener vergüenza a opinar abiertamente, quien te lo impida no es digno de saber tu opinión.

Volviendo a la película (perdonar mi paréntesis, será la edad que me hace ver con claridad donde podemos pecar) os diré que no me llegó. Personajes catatónicos, sin personalidad, sin un hilo argumental claro. Hechos dispares donde prima lo visual por encima de, lo que siempre he creído que debe ser lo principal, la historia. Esta afirmación podría llevarnos a bonitas charlas delante de un o varias muchas cervezas. Habrá partidarios y detractores de dicha afirmación, como en la mayoría de las cosas y ocasiones. Como he dicho y no me cansaré de decir, aquí radica la magia del séptimo arte.

 

Refn es bueno, no lo pongo en duda. Only god forgives no es muy mala pero tampoco es muy buena. Está en esa línea donde se pasa sin pena ni gloria. Creo que sería el momento de dejar a Jodorowsky de lado, ya lo ha homenajeado suficiente. Hacer un paso más a nivel personal, dirigir algo fuera de este círculo en que parece se haya metido demasiado profundamente.

 Only god forgive  - Sitges 2013

Estoy convencido que muchos de vosotros al leer estas líneas estaréis maldiciendo mi insignificante existencia. Si es así no digáis mi nombre en vano, mejor responderme, decirme lo que se os pase por la cabeza (si puede ser con clase y educación, que uno tiene sus sentimientos) al correo de la web hellfreak.tk@gmail.com. Estaré encantado de mantener una entretenida correspondencia. Quizás nazca incluso una buena y longeva amistad.