CRÍTICA SITGES 2013: JODOROWSKY'S DUNE

Está más que claro que Jodorowsky es uno de esos artistas que no te dejan indiferente. Crea furor o odio. Viendo el documental que es Jodorowsky's Dune queda claro el por qué. Un personaje peculiar con una forma peculiar de vivir la vida. Una de sus frases a la hora de explicar lo que quería conseguir con su primera película Fando y Lis en 1968 fue:

"Quería que la gente que tomaba LSD tuviera la misma sensación al ver la película sin haber tomado LSD. No quería que tomaran LSD."

Imaginar lo que puede salir de tal declaración de intenciones. Para quien no lo sepa su primer película se proyectó en un festival mexicano y lo quisieron linchar. Al final la película fue censurada y prohibida en México.

Alejandro Jodorowsky

En Jodorowsky's Dune nos cuenta el ambicioso proyecto que tenía entre manos. Rodar Dune. Según palabras del mismo Jodorowsky, la mejor novela de ciencia ficción de la historia. Acto seguido nos dice sonriendo que cuando decidió rodarla no se había leído el libro. Un auténtico crack. Como me comentó un compañero de premsa, en una de las infinitas colas del festival,  Jodorowsky es un puto crack que ha sabido venderse y crear una marea de seguidores con un producto que no deja de ser eso, un producto. Lo que podríamos catalogar de un vendemotos, eso sí, cinematográfico y como no, filosófico. Con su psicomagia ha sido capaz de atraer una gran masa de seguidores que ven en cada uno de sus productos una auténtica expresión metamórfica que no todo el mundo es digno de entender. Solo aptas para mentes realmente preparadas.

Tengo que reconocer que el tipo es gracioso y peculiar. Me encantaría tomar una cerveza y charlar un rato con él. Me encantaría que me explicara qué cojones le pasa por la cabeza. Que hay en su día a día. Como bien dice en la película, tiene ochenta y pico años y sigue creando. Es un creador a todos los niveles. Y siendo sincero, y reconociendo que más bien no soy ningún fan de Alejandro (me tomo la libertad de llamarlo como si fuera un conocido), he salido de la proyección con pena por el hecho de que no rodara nunca Dune. Creo que hubiera sido una paja mental increíble, con Dalí,  David Carradine y un largo etc.

Alejandro Jodorowsky

Ver el guión y dibujos que creó en su día junto a Diane O'Bannon es genial. Y verlo a él defendiendo ese proyecto y la ilusión y ganas con la que lo hace vale mucho la pena. Sinceramente un reportaje digno de ver, donde el libro del proyecto (podríamos decir libro gordo de petete por su aspecto) que crearon adquiere una magia especial que captura al espectador. El libro posee una personalidad propia, es como una caja de en la que hay todo un mundo por descubrir en su interior. Después de ver el documental te entran ganas de tener en las manos un ejemplar para pasar horas y horas navegando entre tanta fantasía.

A destacar también la explicación de Jodorowsky de su reacción al conocer que David Lynch iba a dirigir Dune y sobre todo su reacción al ver la proyección el día de su estreno. El paso de lafrustraciónn y dolor más razonable a la felicidad más tangible. En su evaluación me siento totalmente identificado. Que diga sin cortarse ni un pelo que Dune de Lynch le pareció una castaña, y que eso le hizo sentirse bien de nuevo, es sin duda un momento genial.

Book Jodorowsky's Dune

Por otro lado, tengo que reconocer que el final del documental me dejó algo trastornado. En éste deja entender que grandes películas como Star Wars, Blade Runner y otras más cuestionables como Flash Gordon, Master del Universo tienen su influencia en ese libro gordo de Dune. Al principio del documento se nos dice que Jodorowsky repartió un libro gordo a cada gran estudio de la época. ¿De qué estamos hablando entonces? ¿De un libro de consulta de los grandes estudios que dejaban ver a sus directores más prometedores? Si realmente fuera así no me gustaría estar en la piel de Jodorowsky, le han puteado y mucho. Hablando en plata: pedazo de cabrones. ¿Quizás deberíamos de mirar con ojos diferentes a  grandes mitos del cine como Star Wars, Blade Runner?¿Quizás hablariamos que sus directores solo fueron simples plagiadores malnacidos? Que cada uno juzgue como quiera, en esta ocasión dudo mucho que el tiempo ponga nada en su lugar pero hay que reconocer que la simple posibilidad es inquietante.