CRÍTICA SITGES 2012: WOLF CHILDREN

Mamoru Hosoda, director de La chica que saltaba a través del tiempo (Toki o kakeru shôjo, 2006) y Summer Wars (Samâ uôzu, 2009), regresaba de nuevo con este film de animación.

Wolf Children es la historia de Hana, una chica universitaria que conoce a un hombre lobo del que se enamora y con el que acabará teniendo dos hijos a los que tendrá que criar sóla tras la triste muerte del padre.
Wolf

A partir de este hecho, la historia se centra en cómo la madre tiene que luchar para criar a los hijos, que con la particularidad de que también son hombres lobos y cómo a medida que se van haciendo adultos, tienen una lucha contínua en decidir si quieren vivir como humanos o como lobos. En algunos momentos el anime se puede hacer largo, aunque en general es una película recomendable.

wolf