CRÍTICA SITGES 2012: AFTERSHOCK

El Festival de Sitges sigue apostando por el cine latino. En esta ocapsión, dentro de la Sección Oficial Fantástico a Competición, encontramos este film chileno dirigido por Nicolás López (Santos, 2008) y producido e interpretado por Eli Roth. Un joven norteamericano (Roth) esta pasando unas vacaciones de lujo en Chile junto a unos amigos, pese que no han conseguido ligar con ninguna chica. Cuando él y sus amigos logren al fin que unas guapas mozas los acompañen en el viaje, un terremoto convertirá las idílicas vacaciones en una auténtica pesadilla.Aftershock
Podemos dividir esta película es dos partes, la primera corresponde a la historia antes del terremoto y la segunda después. La primera parte la definiría como "Resacón en las Vegas" a la chilena. Incluso el rol de los personajes principales se parece muchísimo en ambas películas. Por otro lado, si lo que se pretendía era explicar que ocurre después de un gran terremoto, me parece excesivo dedicar casi media película a las fiestas y borracheras que se pegan al inicio. A mi entender, con una pequeña presentación de lo bien que se lo pasan antes de la catástrofe habría sido más que suficiente. De este modo, se podría haber centrado mucho más en narrar lo que ocurre posteriormente al desastre.AftershockLa segunda parte, después del gran terremoto, nos llenará de angustia y terror. Todo se precipita y ocurre muy rápido, introduciéndonos en una espiral de locura que provocará que los personajes actúen como nunca se podrían haber imaginado. Aunque en algunos casos sea muy previsible lo que va a ocurrir. Como he dicho antes, si la cinta se centrara más en la historia después del terremoto y no tanto en el antes, quizás aumentara la sensación de pánico y desesperación que se intenta transmitir.